Tratamiento de Belleza en Valladolid

AGE DEFENSE CON 360º - PRO & PREBIOTIC TECHNOLOGY

TRATAMIENTOS PARA PIELES MADURAS, ÁSPERAS, EXCESIVAMENTE QUERATINIZADAS Y CON FLACIDEZ.

Sistema anti-edad global con Pro & Prebiotic Technology y otros activos de acción natural. Es un novedoso tratamiento que combate los signos concomitantes al envejecimiento a dos niveles: por un lado, aportando activos específicos que a nivel externo refuerzan la primera barrera de defensa cutánea (Ecoflora) y por otro lado, desde el interior devuelve a la piel sus niveles naturales de equilibrio cutáneo. Los resultados logrados son: frenar los signos de la edad y mejorar los ya visibles. AgeDefense garantiza un extraordinario y eficaz cuidado anti-edad global.

  • Protocolo del tratamiento
  • Fases del Tratamiento
  • Más Info

✓ Duración: 70 minutos

✓ Nº de sesiones: dependiendo del estado de la piel.

✓ Resultados: visibles desde la primera sesión

Indicado para: todo tipo de piel, incluida las pieles delicadas, reactivas, alteradas, y todas aquellas pieles que quieran prevenir o combatir los signos de la edad.

Se recomienda a la clienta completar el tratamiento con los productos específicos para el mantenimiento en casa.

1º. En esta primera fase preparamos la piel: renovadora-perfeccionadora. Extraordinario gel exfoliante a base de Caviar de Lima. Novedoso peeling químico natural con un pH igual a la piel. Con innovador peeling se eliminan las células muertas y demás toxinas cutáneas, manteniéndose en la piel a corto y a largo plazo. además, logramos: unificar el tono de la piel y un relieve cutáneo más fino y sedoso. Se aplica con una pequeña brocha y a continuación se realiza un ligero masaje.

2º. Fase defensiva, reestructurante e iluminadora: el extracto de Cedro Japonés fortalece y prepara a la piel para combatir contra las sustancias patógenas responsables del envejecimiento. Se logra acelerar el proceso de reconstrucción epidérmica y con ello la estructura celular se cohesiona facilitando los procesos metabólicos necesarios para su renovación. Se aplica sobre el rostro, cuello y escote con un enérgico masaje manual. A continuación, se aplica unos minutos de mesoterapia virtual para lograr mayor absorción del producto en la piel. Obtenemos un rostro más luminoso y visiblemente menos cansado.

3º. Fase anti-edad 360º: refuerza la primera barrera cutánea de defensa de la piel. Emulsión a base de Pro & Prebiotic Complex; extraordinario activo que combate desde el interior y el exterior los signos del envejecimiento. Sus componentes son: a) Jojoba & Bees Wax a base de cera de jojoba y cera de abeja son altamente hidratante y vehiculizante; b) Pollu-Block es un activo detoxificante-anti-polución y, finalmente, c) Dry Oil Complex novedoso complejo de aceite seco nutritivo y anti radicales libres. Lo aplicamos con un suave masaje localizado sobre rostro, cuello y escote hasta su total absorción. Los resultados logrados son una piel visiblemente restaurada, calmada, renovada, repulpada y profundamente nutrida e hidratada.

4º. Fase protectora- nutritiva: es una fase altamente protectora y nutritiva, así, la crema con Skinadapt con tecnología Probiótica es capaz de estimular la capacidad biosensora de la piel y gracias a ello mejora la calidad del crecimiento epidérmico. Otros de los componentes de esta fase son: el complejo Dry Oil, a base de aceite de oliva, almendra, albaricoque y regaliz coreano con un alto poder antioxidante. Finalmente, el activo Actidefense provoca una mejora notable en la barrera física y biológica de la piel. Los resultados logrados son un nivel óptimo de hidratación y una mejora de la apariencia de arrugas.

5º. Prebiotic Mask 3020: innovadora máscara con tecnología ionizable, su formulación Prebiótica a base de lactosa, ácido láctico, minerales y vitaminas A y B aportan al rostro un novedoso y potente efecto anti-edad global. Los resultados son: aumento de las defensas natural de la piel, hidratación y una tonificación intensa.

6º. Fase final, a base de Pro & Prebiotic complex. Sedosa crema para terminar este maravilloso plan de belleza a base de Dry Oil complex, Jojoba &Bee Wax y Pollu-Block; evita el efecto negativo sobre la piel de la radiación UV, la polución atmosférica y favorece una profunda detoxificación. Se aplica con un masaje activo sobre el rostro, cuello y escote hasta su total absorción.

Si tienes cualquier duda sobre este tratamiento o cualquier otra cuestión, por favor, rellena el siguiente formulario.

    Nombre*
    Teléfono
    Email*
    Tu mensaje*

    Consentimiento para el tratamiento de datos

    MARIA PILAR MORQUECHO DEL OLMO es el Responsable del tratamiento de los datos personales del Usuario y le informa que estos datos serán tratados de conformidad con lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 de 27 de abril de 2016 (GDPR), por lo que se le facilita la siguiente información del tratamiento:

    Fin del tratamiento: mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.

    Criterios de conservación de los datos: se conservarán mientras exista un interés mutuo para mantener el fin del tratamiento y cuando ya no sea necesario para tal fin, se suprimirán con medidas de seguridad adecuadas para garantizar la seudonimización de los datos o la destrucción total de los mismos.

    Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo obligación legal.
    Derechos que asisten al Usuario:
    - Derecho a retirar el consentimiento en cualquier momento.
    - Derecho de acceso, rectificación, portabilidad y supresión de sus datos y a la limitación u oposición al
    su tratamiento.
    - Derecho a presentar una reclamación ante la Autoridad de control (agpd.es) si considera que el
    tratamiento no se ajusta a la normativa vigente.

    Datos de contacto para ejercer sus derechos:
    Dirección postal: MARIA PILAR MORQUECHO DEL OLMO. C/ Simón Aranda, s/n, bajo, 47002 Valladolid. Email: info@pilarmorquecho.com

    Sin duda alguna, a medida que pasa el tiempo se pierden, de manera gradual, tres importantes componentes de la piel:

    1. El colágeno: la fibra proteínica que da firmeza a nuestra piel, lo que provoca que se vuelva más delgada y débil;
    2. La elastina: responsable, como su propio nombre indica, de la elasticidad y tonicidad cutánea; 
    3. El ácido hialurónico: poderoso captador de la humedad de nuestra piel.

    Sin embargo, a todo ello se une otro tipo de factores que influyen de manera directa o indirecta en el deterioro paulatino de la piel, como son: las radiaciones solares, la contaminación de las urbes, una alimentación poco equilibrada, así, como ciertos hábitos poco saludables (consumo de tabaco, pocas horas de sueño reparador y poco descanso, estrés, problemas de salud, medicamentos, etc.) todos estos factores pueden acelerar el deterioro de la piel del rostro de manera muy prematura. Como consecuencia de ello, se produce una inexorable piel desvitalizada, con falta de firmeza y un afinamiento de las distintas capas de la estructura que componen la piel, provocando un marcado envejecimiento y una pérdida de elasticidad importante. La piel se vuelve opaca, con falta de brillo, cierta palidez y sequedad.

    ALGUNOS CONCEPTOS SOBRE LA ESTRUCTURA DE LA PIEL Y SU CUIDADO

    PILAR MORQUECHO - CENTRO ESTÉTICO EN VALLADOLID

    • ¿Qué es la piel?
    • ¿Cuantas capas tiene la piel?
    • ¿Por qué cuidar la piel?
    • ¿El secreto de una piel sana?

    La piel es un órgano vivo y dinámico. Es el órgano más extenso de nuestro cuerpo, de hecho, pesa entre tres y cinco kilogramos y extendida ocuparía una superficie de hasta 18 m2. Así, la piel y sus anexos (cabello, glándula sebácea, glándulas sudoríparas, terminaciones nerviosas y las uñas) forman la estructura tegumentaria. Entre sus muchas funciones está la de la protección del organismo ante agentes externos como las bacterias, las sustancias químicas e incluso la luz y la temperatura. En este sentido, la piel forma una barrera que impide el paso a nuestro cuerpo de elementos nocivos y gérmenes, además, regula el metabolismo al impedir la salida de sustancias (líquidos y células) de nuestro organismo. Por otra parte, realiza la función de control de la temperatura corporal para protegernos de cambios bruscos de la temperatura ambiental (del frío y del calor) y, por último, transforma los rayos del sol en vitamina D (sustancia imprescindible para un buen estado óseo).

    La piel se compone de tres capas principales y bien diferenciadas: la epidermis, la dermis y la hipodermis o tejido subcutáneo.

    ✓ La capa más externa, la epidermis, es la más delgada (tiene por término medio un milímetro de espesor), siendo más gruesa en las palmas de las manos y plantas de los pies y más delgada en los párpados. La epidermis está formada por tres tipos de células: escamosas o queratinocitos, basales y melanocitos. Las células escamosas son las más abundantes, representan aproximadamente el 90% de la población celular y se renuevan continuamente. Las células basales se hallan debajo de las células escamosas, en la base de la epidermis. Por último, los melanocitos son los encargados de la producción de melanina que es un pigmento que contribuye al color de la piel, protegiéndonos de los posibles efectos adversos o negativos de los rayos solares.

    La dermis forma la mayor proporción de la piel y constituye el verdadero soporte de este órgano. Tiene un espesor de unos cuatro milímetros. Está dividida en tres zonas que, de un nivel más superficial al profundo, son: dermis papilar, dermis reticular y dermis profunda. En ella, se encuentran un complicado sistema de fibras entrelazadas, embebidas de una sustancia llamada “sustancia fundamental”. Además, en esta capa se hallan los anejos cutáneos, los cuales son de dos tipos: 1) córneos (pelos y uñas) y 2) glandulares (glándulas sebáceas y glándulas sudoríparas). También se encuentran los vasos sanguíneos que irrigan toda la piel y las terminaciones nerviosas. Las principales células que forman la dermis se denominan fibroblastos que son los encargados de producir las fibras de colágeno y elastina y la sustancia fundamental. Además, en esta capa dérmica se encuentran distintas células del sistema inmunológico (linfocitos, macrófagos, eosinófilos y mastocitos) presentes en número variable dependiendo del estado de la piel y aumentando cuando existe inflamación.

    La hipodermis es la capa más profunda de la piel. Denominada también tejido celular subcutáneo o panículo adiposo. En ella existe gran multitud de adipocitos (células grasas). La grasa forma un tejido metabólico muy activo protegiendo al organismo (función de amortiguación y aislamiento térmico).

    Es imprescindible y necesario realizar una limpieza facial minuciosa y profunda. De esta forma, ayudaremos a la piel a eliminar impurezas, desbloquear los poros obstruidos por la suciedad y la grasa, evitando con ello la aparición de granitos y puntos negros, con lo que conseguiremos ralentizar un envejecimiento prematuro de la piel.

    La constancia, la disciplina y el hábito de llevar a cabo una buena limpieza profunda de la piel del rostro.

    Es muy importante realizar previamente un adecuado análisis y diagnóstico de la piel, es decir, determinar qué tipo de piel tienes, que necesidades la acucian y cómo ayudarla para que luzca sana.

    Tratamientos relacionados