Tratamiento de Belleza en Valladolid

"ADVANCED NÁCAR" - TRATAMIENTO ANTIEDAD ACLARANTE E ILUMINADOR

TRATAMIENTOS PARA PIELES CON DAÑOS SOLARES Y MANCHAS

Os presentamos el tratamiento Advanced Nácar, este plan de belleza actúa más allá de la epidermis, actuando sobre un amplio espectro de factores desencadenantes de la síntesis de melanina, aparición de manchas y el tono irregular de la piel

  • Protocolo del tratamiento
  • Fases del Tratamiento
  • Más Info

✓ Duración: 70 minutos

✓ Nº de sesiones: dependiendo del estado de la piel.

Resultados: visibles desde la primera sesión

Indicado para: todo tipo de piel, incluida las pieles con falta de luminosidad, pequeñas manchas o imperfecciones del color.

Se recomienda a la clienta completar el tratamiento con los productos específicos para el mantenimiento en casa.

1º Peeling Avanzado: Complejo peeling de nueva generación, formulado con una serie de ácidos de gran poder exfoliante pero que no irrita la piel cutánea. Este exclusivo peeling químico, creado por CASMARA, perfecciona la piel gracias a una combinación de eficaces activos que actúan en sinergia logrando eliminar el acumulo superficial de la melanina y células muertas. Se consigue difuminar intensamente las manchas y mejora visiblemente el aspecto general de la piel. Fase de alto poder renovador que potencia la regeneración de la piel a niveles únicos.

2º Neutralizante: tras la aplicación de la fase uno, se hace imprescindible devolver a la piel su pH natural. Se aplica en cara, cuello y escote con un suave masaje.

3º Despigmentante Iluminadora: Avanzada fase antimanchas que bloque y evita la síntesis excesiva de melanina. Actúa en tres vías diferentes en el proceso de metalogénesis:

Capaz de regular la pigmentación genética proporcionando un intenso halo de luz al rostro.
Estimula la exfoliación de las zonas hiperpigmentadas.
✓ Acelera la renovación celular atenuando las manchas.

Esta Fase muy importante, ya que, además, de su función Despigmentante e iluminadora se suma un factor antiedad gracias a la acción de las “Moléculas Activas de Sophora Flavescens”. Este activo de generación avanzada actúa a nivel dérmico y epidérmico, siendo capaz de eliminar la acumulación de melanina en las zonas con más hiperpigmentación y protegiendo el entorno del fibroblasto. Los resultados son una piel más luminosa y uniforme, una llamada a la juventud de la piel del rostro por más tiempo.

4º. Recuperación Global: a base de moléculas de Alantoina, Alga unicelular Platymonas Subordiformis, Creatina y Esencia de Tasmania. Una compleja formula que actúa como un auténtico elixir capaz de restaurar y dar energía a la piel.

Logramos una renovación natural cutánea gracias a que en esta fase, además, de acelerar estos procesos naturales de renovación cutáneos, se favorece la eliminación de las capas más debilitadas sustituyéndolas por células renovadas, y dando con ello a la piel un espectacular aspecto vigorizante. Por otro lado, se asegura una intensa hidratación en la piel gracias a un incremento de la síntesis de colágeno, elastina y ácido hialurónico.

5º. Nácar Mask 2085: Calmante y Aclarante: en esta fase aplicamos una extraordinaria mascarilla, con tecnología Peel-off, hecha a base de Esencia de Tasmania y Japanese Secret. Su doble efecto calmante y aclarante la hace un factor clave en el tratamiento antimanchas. Por un lado, la acción calmante se consigue gracias al principio activo de Esencia de Tasmania, activo con alta concentración de Poliglodial, que elimina las rojeces y cualquier posible sensación de irritación. Su efecto, una placentera sensación de bienestar en la piel del rostro. Por otro lado, su acción aclarante se logra a Japanese Secret, activo muy rico en aminoácidos que ilumina el rostro y proporciona un intenso efecto antiedad.

6º. Aclarante Anti-Edad: fase antiedad aclarante iluminadora con F.P.S.50 que evita el envejecimiento celular, aporta cuidados reparadores a nivel del ADN. Esta fase tiene una acción Despigmentante que bloquea la transferencia de los melanosomas al queratinocito, evita de esta manera que se acumule melanina en la piel. Los resultados logrados son: impedir que se formen nuevas manchas y suavice progresivamente las existentes. Se aplica en toda la piel del rostro, cuello y escote con un masaje relajante y descongestionante.

Si tienes cualquier duda sobre este tratamiento o cualquier otra cuestión, por favor, rellena el siguiente formulario.

    Nombre*
    Teléfono
    Email*
    Tu mensaje*

    Consentimiento para el tratamiento de datos

    MARIA PILAR MORQUECHO DEL OLMO es el Responsable del tratamiento de los datos personales del Usuario y le informa que estos datos serán tratados de conformidad con lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 de 27 de abril de 2016 (GDPR), por lo que se le facilita la siguiente información del tratamiento:

    Fin del tratamiento: mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.

    Criterios de conservación de los datos: se conservarán mientras exista un interés mutuo para mantener el fin del tratamiento y cuando ya no sea necesario para tal fin, se suprimirán con medidas de seguridad adecuadas para garantizar la seudonimización de los datos o la destrucción total de los mismos.

    Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo obligación legal.
    Derechos que asisten al Usuario:
    - Derecho a retirar el consentimiento en cualquier momento.
    - Derecho de acceso, rectificación, portabilidad y supresión de sus datos y a la limitación u oposición al
    su tratamiento.
    - Derecho a presentar una reclamación ante la Autoridad de control (agpd.es) si considera que el
    tratamiento no se ajusta a la normativa vigente.

    Datos de contacto para ejercer sus derechos:
    Dirección postal: MARIA PILAR MORQUECHO DEL OLMO. C/ Simón Aranda, s/n, bajo, 47002 Valladolid. Email: info@pilarmorquecho.com

    La melanina es una sustancia sintetizada por los Melanocitos en el organismo. Es responsable de dar color de manera natural a nuestra piel y, además, actúa como mecanismo de defensa frente a las 15

    radiaciones solares. En algunos casos la piel presenta una acumulación de melanina no uniforme, que aparece en forma de pequeñas o grandes manchas, dando a la piel un tono apagado e irregular.

    Siempre se ha creído que la principal causa de una excesiva síntesis de melanina eran las radiaciones solares o las alteraciones hormonales pero, hoy en día se ha demostrado que existen factores externos concomitantes como la polución, ciertos medicamentos fotosensibles, el estrés, una dieta no equilibrada, el envejecimiento cutáneo, o el acné, que pueden provocar ciertos procesos irritativos cutáneos, tanto a nivel interno como a nivel externo, estimulando de manera desmesurada la síntesis de melanina en la piel.

    Estudios científicos recientes demuestran que un factor muy importante para tener en cuenta en el origen de las manchas es que la piel es un órgano con memoria. Así, las irritaciones y daños causados por los factores anteriormente citados (sol, estrés, piel mal cuidada. etc.) se acumulan en la piel. Como consecuencia de ello, se produce una modificación negativa de las células haciendo que funcionen de un modo irregular provocando un lamentable envejecimiento prematuro de la piel. Este deterioro celular se va sumando a lo largo de los años y en ocasiones la agresión es tan importante que rompen la estructura que forman las capas que dan sujeción a nuestra piel, empeorando su buen funcionamiento. A veces, el daño es irreparable.

    Por lo tanto, se hace necesario incorporar activos despigmentantes para tratar la excesiva producción de melanina y reparar las células, protegerlas y frenar o ralentizar el envejecimiento de nuestra piel.

    ALGUNOS CONCEPTOS SOBRE LA ESTRUCTURA DE LA PIEL Y SU CUIDADO

    PILAR MORQUECHO - CENTRO ESTÉTICO EN VALLADOLID

    • ¿Qué es la piel?
    • ¿Cuantas capas tiene la piel?
    • ¿Por qué cuidar la piel?
    • ¿El secreto de una piel sana?

    La piel es un órgano vivo y dinámico. Es el órgano más extenso de nuestro cuerpo, de hecho, pesa entre tres y cinco kilogramos y extendida ocuparía una superficie de hasta 18 m2. Así, la piel y sus anexos (cabello, glándula sebácea, glándulas sudoríparas, terminaciones nerviosas y las uñas) forman la estructura tegumentaria. Entre sus muchas funciones está la de la protección del organismo ante agentes externos como las bacterias, las sustancias químicas e incluso la luz y la temperatura. En este sentido, la piel forma una barrera que impide el paso a nuestro cuerpo de elementos nocivos y gérmenes, además, regula el metabolismo al impedir la salida de sustancias (líquidos y células) de nuestro organismo. Por otra parte, realiza la función de control de la temperatura corporal para protegernos de cambios bruscos de la temperatura ambiental (del frío y del calor) y, por último, transforma los rayos del sol en vitamina D (sustancia imprescindible para un buen estado óseo).

    La piel se compone de tres capas principales y bien diferenciadas: la epidermis, la dermis y la hipodermis o tejido subcutáneo.

    ✓ La capa más externa, la epidermis, es la más delgada (tiene por término medio un milímetro de espesor), siendo más gruesa en las palmas de las manos y plantas de los pies y más delgada en los párpados. La epidermis está formada por tres tipos de células: escamosas o queratinocitos, basales y melanocitos. Las células escamosas son las más abundantes, representan aproximadamente el 90% de la población celular y se renuevan continuamente. Las células basales se hallan debajo de las células escamosas, en la base de la epidermis. Por último, los melanocitos son los encargados de la producción de melanina que es un pigmento que contribuye al color de la piel, protegiéndonos de los posibles efectos adversos o negativos de los rayos solares.

    La dermis forma la mayor proporción de la piel y constituye el verdadero soporte de este órgano. Tiene un espesor de unos cuatro milímetros. Está dividida en tres zonas que, de un nivel más superficial al profundo, son: dermis papilar, dermis reticular y dermis profunda. En ella, se encuentran un complicado sistema de fibras entrelazadas, embebidas de una sustancia llamada “sustancia fundamental”. Además, en esta capa se hallan los anejos cutáneos, los cuales son de dos tipos: 1) córneos (pelos y uñas) y 2) glandulares (glándulas sebáceas y glándulas sudoríparas). También se encuentran los vasos sanguíneos que irrigan toda la piel y las terminaciones nerviosas. Las principales células que forman la dermis se denominan fibroblastos que son los encargados de producir las fibras de colágeno y elastina y la sustancia fundamental. Además, en esta capa dérmica se encuentran distintas células del sistema inmunológico (linfocitos, macrófagos, eosinófilos y mastocitos) presentes en número variable dependiendo del estado de la piel y aumentando cuando existe inflamación.

    La hipodermis es la capa más profunda de la piel. Denominada también tejido celular subcutáneo o panículo adiposo. En ella existe gran multitud de adipocitos (células grasas). La grasa forma un tejido metabólico muy activo protegiendo al organismo (función de amortiguación y aislamiento térmico).

    Es imprescindible y necesario realizar una limpieza facial minuciosa y profunda. De esta forma, ayudaremos a la piel a eliminar impurezas, desbloquear los poros obstruidos por la suciedad y la grasa, evitando con ello la aparición de granitos y puntos negros, con lo que conseguiremos ralentizar un envejecimiento prematuro de la piel.

    La constancia, la disciplina y el hábito de llevar a cabo una buena limpieza profunda de la piel del rostro.

    Es muy importante realizar previamente un adecuado análisis y diagnóstico de la piel, es decir, determinar qué tipo de piel tienes, que necesidades la acucian y cómo ayudarla para que luzca sana.

    Tratamientos relacionados